Concejales de Los Ángeles se resisten a renunciar por escándalo de racismo

LOS ÁNGELES (AP) — Dos concejales de la ciudad de Los Ángeles se opusieron el jueves a los abrumadores llamados a renunciar por participar en bromas a puño limpio durante una reunión privada en la que se grabó a un colega haciendo comentarios groseros y racistas.

Creció la presión sobre Gil Cedillo y Kevin de León para que siguieran el ejemplo del expresidente del consejo Nury Martínez, quien renunció el miércoles por comparar al hijo negro de otro colega con un mono, menospreciar a los mexicanos del estado de Oaxaca y hacer comentarios groseros sobre los armenios y los judíos.

La reunión del viernes del consejo se canceló después de que el presidente interino del consejo, Mitch O’Farrell, dijera que los miembros no podían realizar negocios hasta que los dos renunciaran. Estridentes manifestantes cerraron una reunión el miércoles.

“Hay demasiado dolor, hay demasiada herida profunda en el alma, en el espíritu de esta ciudad”, dijo O’Farrell.

Martínez, quien en 2019 se convirtió en la primera latina en ocupar el cargo de presidenta del consejo, anunció su decisión en un comunicado de prensa que no se refirió a la grabación filtrada ni ofreció disculpas por lo que dijo.

Martínez se describió a sí misma en su sitio web como “una líder que rompe techos de cristal que aporta una profunda experiencia de vida como la orgullosa hija de inmigrantes de clase trabajadora”. Es hija de inmigrantes mexicanos y nació y creció en el Valle de San Fernando.

Cedillo, de León y Martínez fueron parte de una discusión el año pasado con un poderoso líder laboral latino, quien desde entonces renunció, centrada en proteger el poder político latino mientras se rediseñan los límites de los distritos municipales. El proceso de redistribución de distritos que se realiza una vez por década puede enfrentar a un grupo contra otro para obtener una ventaja política en las elecciones.

Otros miembros del consejo no fueron informados de la reunión, dijo O’Farrell.

En la conversación grabada, Martínez llamó al concejal Mike Bonin “pequeña perra”. Ella describió el comportamiento de su hijo negro en un desfile de carrozas cuando tenía 2 años como “parece changuito” o “como un mono”, informó Los Angeles Times el domingo.

En otro momento de la grabación de una hora, Martínez llamó feos a los inmigrantes indígenas del estado mexicano de Oaxaca e hizo comentarios groseros sobre judíos y armenios.

La revelación de las grabaciones esta semana provocó indignación y llamados a la renuncia de los tres miembros del consejo por parte de sus compañeros demócratas, hasta el presidente Joe Biden, quien llegó a Los Ángeles el miércoles como parte de una visita de campaña a la costa oeste.

En su declaración de renuncia, Martínez no se disculpó por sus comentarios, aunque en palabras dirigidas a su hija, dijo que recientemente no cumplió con las expectativas y agregó: “Te prometo que me esforzaré por ser una mejor mujer para hacerte orgulloso.”

El panel solo puede solicitar que Cedillo y de León se hagan a un lado voluntariamente. No puede expulsar a los miembros, solo suspenderlos cuando hay cargos penales pendientes. Los miembros pueden ser censurados, pero eso no resulta en suspensión o destitución de su cargo.

O’Farrell dijo que había hablado con Cedillo y “siento que está progresando hacia esa decisión”. O’Farrell dijo que él y otros no han podido comunicarse con De León.

Cedillo perdió su candidatura a la reelección este año y ya debía dejar el consejo en diciembre. De León se presenta a la reelección en 2024.

El furor por la grabación ha sumido al Ayuntamiento en la confusión.

El miércoles, una multitud de unos 50 manifestantes ahogó al presidente interino coreando “no hay reunión sin renuncia” y otros lemas.

Se habían reunido un mínimo de 10 de los 15 miembros necesarios para un quórum. Pero la reunión se suspendió cuando el concejal Marqueece Harris-Dawson se retiró porque estaba fuera de control, dijo un portavoz. Ninguno de los tres miembros del consejo en conflicto se presentó.

“¿Quién te calló? ¡Te cerramos!” la estridente multitud vitoreaba mientras apagaban las luces.

También el miércoles, el fiscal general de California, Rob Bonta, otro demócrata, dijo que investigará el proceso de redistribución de distritos de Los Ángeles, lo que podría generar responsabilidad civil o cargos penales, según lo que se encuentre.

“Está claro que se necesita urgentemente una investigación para ayudar a restaurar la confianza en el proceso de redistribución de distritos para la gente de Los Ángeles”, dijo.

Jessica Levinson, profesora de la Facultad de Derecho de Loyola que anteriormente fue miembro de la Comisión de Ética de la ciudad de Los Ángeles, dijo que no vio evidencia en la grabación que pudiera generar cargos penales.

Sin embargo, dijo que una investigación podría obligar a rediseñar los distritos del consejo a pesar de que los mapas actuales se están utilizando para elegir nuevos miembros del consejo el próximo mes.

“Es tan raro tener audio donde… da la impresión de que están dibujando líneas explícitamente sobre la base de la raza”, dijo Levinson. “Si al final determinamos que estas líneas se trazaron ilegalmente, debe haber un remedio para eso, aunque prácticamente… es un desastre”.

El abogado de la ciudad de Los Ángeles, Mike Feuer, ha pedido la creación de una comisión independiente para dibujar mapas de redistribución de distritos.

___

Los periodistas de Associated Press Don Thompson en Sacramento, John Antczak en Los Ángeles y Julie Watson en San Diego contribuyeron a este despacho.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *